domingo, 5 de febrero de 2012

Educar con el ejemplo, ¿es suficiente?


Los que me conocéis sabeis que soy un gran defensora de educar con el ejemplo. En realidad creo que es la única forma de hacerlo si se quiere respetar el libre albedrío de nuestros hijos. Huyo de cualquier forma de manipulación por muy sutil que sea. Pero estos días atrás he estado reflexionando mucho sobre todo esto. Me pregunto si yo, nosotros, hijos de una educación totalmente manipuladora estamos preparados para ello.. porque nuestro comportamiento está impregnado de todo lo que recibimos.

Siempre digo que en condiciones favorables es relativamente fácil dejar ser a nuestros hijos. Es relativamente fácil limitarnos a acompañarles en su camino. Pero ay! cuando las condiciones se vuelven desfavorables! lo mamado se cuela por agujeros imperceptibles y queda a ojos de todos, sobre todo a ojos de nuestros hijos que todo lo ven. Cuando las condiciones se tornan desfavorables nuestros hijos quedan desamparados.. nosotros, sus madres y padres, desaparecemos como acompañantes amorosos para volver a ser esas niñas y niños que crecieron emocionalmente solos. Entonces somos nosotros los que necesitamos acompañamiento y nos quedamos incapacitados para ser las madres y los padres que queremos para nuestros hijos. Padres desamparados, hijos desamparados. Y nuestro actuar en estas condiciones desfavorables también son un ejemplo para nuestros hijos.

Cuando hablo de condiciones favorables/desfavorables me refiero a nuestro mundo emocional, al de las madres y padres. Porque una rabieta de nuestro hijo, por poner un ejemplo claro, no supone ningún problema si estamos con la claridad suficiente para ver que nuestro hijo solo nos necesita a su lado, acompañándole, acogiendole, ayudándole a trapasar esas emociones que le ahogan, .. pero cuando algo nos pasa, cuando lo frágil dentro de nosotros tiembla, cuando no somos madres ni padres sino niñas y niños, no podemos manejar esa rabieta.. ni la nuestra ni la de nuestro hijo. Y entonces puede que le chillemos o que le ignoremos o que le agarremos violentamente, .. y ese es el ejemplo que se colará sin que queramos, sin que podamos evitarlo en el momento.

Entonces me pregunto.. en estas condiciones, educar con el ejemplo, es suficiente? estamos capacitados para ello?

En un principio pensé que debería apoyar con palabras algunos de mis comportamientos para aclarárselos a mis hijos pero luego me di cuenta de la cantidad de cosas que debía transmitirles sin ni siquiera darme cuenta.. qué estaba buscando? algún método externo para educar sin implicarme? me temo que eso no puede ser.. y más me temo que eso no es lo que quiero en realidad.. no quiero no implicarme con mis hijos. Pero tampoco quiero repetir la historia. No quiero quedarme en el "perdona cariño.." pero volver a caer una y otra vez en la misma piedra.

Ahora mismo, mientras escribo, creo que todos nosotros, independientemente de que tengamos hijos o no, tenemos un niño más a nuestro cargo.. y es nuestro niño interior. El niño desamparado que deja desamparados a nuestros hijos. Y creo que el secreto está ahí.. tenemos que acoger a ese niño y ver cómo se comporta, por qué lo hace así y cuándo.. tenemos que ver qué necesita y dárselo.. creo que según vayamos sanando a nuestro niño interior, las condiciones desfavorables se tornarán más favorables y nosotros seremos más libres. Padres liberados, hijos liberados.

También creo, bueno.. de esto estoy segura, que no se trata de evitar emociones sino de reconciliarnos con ellas. De cada emoción podemos aprender mucho de nosotros mismos.. o eso intuyo por lo menos, porque no he llegado tan lejos aún. Quizá de aquí a un tiempo vuelva a hablar del tema desde otro lado radicalmente diferente.. vamos viendo los detalles del paisaje según avanzamos por el camino. Lo que está claro es que la ma(pa)ternidad consciente es el camino del crecimiento personal.

Os dejo con un video que seguramente ya hayais visto pero os invito a hacerlo de nuevo bajo las reflexiones que he compartido hoy. A mí no deja de impactarme por mucho que lo vea. Gracias por escuchar mis chaladuras.. últimamente no me levanto del diván.


45 comentarios:

  1. El video, impresionante, sin palabras.
    Carol, creo que somos los mejores padres que podemos ser. Por lo menos pensamos, analizamos y amamos sanamente. Eso es importante. No creo que nuestros hijos necesiten padres perfectos. Y también pienso que nuestros hijos son los grandes sanadores de nuestro niño interno. Sin darles esa responsabilidad, pero si los miramos con ojos de madre, vamos a ver como ellos nos van sanando de a poco.
    Hermoso post. Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Irene, qué bonito lo que dices "nuestros hijos son los grandes sanadores de nuestro niño interno". Yo siento esto pero en el sentido de que mis hijos me impulsan a querer sanar a mi niña interior.. quizá antes de ser madre no tuve necesidad de ello, me dejaba vivir, pero ahora interfiere en mi nueva dimensión de madre.

      Gracias Irene. Un besote!

      Eliminar
  2. Linda y acertada reflexión, gracias por compartirla, felicidades por tu blog, me encanta leerte, bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras De FAMILIA, dos puntos :) Un beso!

      Eliminar
  3. Me ha encantado tu post. Es muy cierto que a pesar de que sabemos cómo queremos educar a nuestros hijos, la educación que hemos recibido a veces emerge casi sin darnos cuenta, o simplemente los nervios que podamos padecer ese día,o mil motivos más. A mí también me ha pasado y es algo que me hace sentir bastante mal, es algo que debemos intentar controlar, y como tú has dicho entender y buscar de dónde viene para podernos reconciliar con ello. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Zulema, si.. la verdad es que no podemos pretender estar felices, contentos, tranquilos, controlando la situación toooodo el tiempo.. el problema es lo que nos sale cuando no controlamos, eso hay que ver! Un besote!

      Eliminar
  4. De chaladuras nada Carol, sino hermosas reflexiones que nos ayudan enormemente en nuestro crecimiento como personas y como madres. Me ha encantado el post aún cuando deja cierto sabor agridulce. Tan solo decirte que no todo es herencia educacional sino nuestro propia esencia, las circunstancias externas etc
    No podemos ser perfectos quizás incluso eso no sería sano para nuestros niños pero sí podemos siempre mejorar.
    Un fuerte abrazo comadre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, nuestra propia esencia.. no tengo muy claro cuál es mi esencia, creo que no he llegado a verla, o si? mi propia esencia no seria mi niña interior? es decir, yo y la forma en que integré mi entorno.. vaya! nos perdemos en las palabras :) No aspiro a la perfección, de verdad,.. Un beso enorme y gracias por ese abrazo!

      Eliminar
  5. Uf Carol, yo tambien me planteo si aunque quiera algo diferente a lo que yo tuve para mi hija, voy a conseguir dárselo con todo lo que llevo yo a cuestas.
    Me ha encantado tu entrada.
    Creo, ya lo he dicho en otras ocasiones, que el hecho de simplemente plantearnoslo y ser conscientes es un paso adelante. No somos perfectos, y aunque yo desde luego tengo que lidiar cada día con mi niña interior, quiero pensar que lo estoy haciendo lo mejor que puedo y cada día que pasa lucho por mejorar como madre.

    Cada vez que veo este vídeo termino llorando, transmite tanto...

    Y como dice Maria M, de chaladuras nada de nada.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Carol, yo también quiero pensar que el hecho de plantearnos todo esto es un paso en el camino, diria que es el primer paso y como tenemos que andar paso a paso pues vamos bien, no? :) aunque también podemos pararnos o volver atrás.. estais tan chaladas como yo! jeje

      Un besote!

      Eliminar
  6. Caro.. linda reflexión sobre el ejemplo. Efectivamente debemos sanar nuestro interior para evitar que esos momentos en los que flaqueamos salga a flote el niño herido y solitario.. desde luego no es fácil; pero sigo creyendo firmemente en que el ejemplo es le mejor modo de educar, porque incluso de los errores se aprende por ejemplo ajeno. El video lo compartí en una entrada en mi otro blog hace un par de años, y para mi es de "visión obligada" Te dejo mi reflexión al respecto http://mamatambiensabe.blogspot.com/2011/03/el-ejemplo.html. Un abrazo enorme.. y no dejes que tus fantasmas del pasado nublen tu interior.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cata, linda.. he leido tu reflexión y tienes tanta razón.. lo que te he dejado comentado, que es importante mirarnos antes de esperar o exigir a nuestros pequeños. Para mi el ejemplo, en esto de la educación, puede ser nuestro aliado o ponerse en nuestro contra.. pero sin duda, lo que hagamos, cómo nos comportemos va a calar en nuestros hijos. Gracias Cata! Un beso enorme!

      Eliminar
  7. Quizas no sea suficiente pero si que es necesario. Si no hay esa base de ejemplo es difícil que las cosas lleguen al niño, como le invitas a hacer algo que tu no haces? Aunque también creo que es complicado pero en este proceso de "educar" nosotros, los padres, también podemos aprender y cambiar cosas nuestras que no nos gusten no? Una entrada muy buena, gracias. Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María, estoy contigo, como le decía a Cata, el ejmplo va a estar ahí, no lo podemos esconder.. podemos hacerle nuestro aliado o puede jugar en nuestro contra si lo ignoramos. Lo que nos muestran estos "enanos", eh? aspectos nuestros que no habíamos visto antes y puede que no nos gusten ni un pelo.. como dices, en nuestra mano está hacer algo con eso que no nos gusta. Gracias! Un besito!

      Eliminar
  8. Muy buena reflexión, yo tengo la esperanza de que con el ejemplo y el autoconocimiento paulatino será suficiente, o al menos lo mejor de nosotros mismos. Se nos cuelan actitudes negativas por las rendijas, pero tomamos conciencia de ellas y eso es lo mas importante para mejorar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero yo también La mama corchea. Gracias por el comentario.. has resumido genial lo que intentaba explicar :) Un beso!

      Eliminar
  9. Carol, me ha encantado tu reflexión.
    En verdad nuestros hijos son nuestro reflejo y que verguenza da, ver como actuamos o reaccionamos en algunas oportunidades.
    Por supuesto que debe ser una de nuestras PRINCIPALES preocupaciones, el ser buenos modelos y buenos padres.
    El video nunca lo había visto, pero me ha sencibilizado en demasía!!!, se me han caído muchas lágrimas y me ha dado indignación comprender lo que podemos hacerles a nuestros seres más queridos, nuestros niños, con un actuar equivocado.
    No se, me has dejado helada con el video, muy FUERTE!!!. Pero te lo agradezco, me has invitado a meditar sobre nuestro diario vivir en casa y a mejorar (en lo posible).
    ¡Un abrazo bien apretado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paula, el vídeo es impresionante, si.. es cierto que hace pensar y mucho sobre esto del ejemplo. Porque a veces nos quedamos unicamente como les tratamos a ellos pero ellos ven todo.. ven como se tratan sus padres entre si, como tratamos a nuestros familiares, amigos, vecinos, desconocidos.. ven como tratamos al mundo.. en fin.. como dices es muy ferte!! Otro abrazo apertadito para ti preciosa y un besazo!

      Eliminar
  10. Carol, qué preciosidad, cómo eres... gracias! Tus palabras me alcanzan en un momento en el que mi niña interior se puede manifestar, y de hecho lo hace, con más facilidad al encontrarnos fuera de nuestro ámbito. Los estímulos nos arrollan y las intromisiones también por lo que mis propias emociones, carencias o falta de recursos propios quedan al descubierto... Me llegas al alma porque precisamente un par de noches atrás, ya tratando ambas de conciliar el sueño, le pedía perdón al cuestionarme estas faltan de atención y presencia y me preguntaba cómo le habrían influido. Un abrazo gigante preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Colo, suena muy lógico lo que cuentas.. porque al final nos acomodamos en un dia a dia que mas o menos controlamos pero cuando salimos de ese entorno "seguro" salen a flote esas cositas que manteníamos a raya. Puede ser un buen momento para escuchar a tu niña interior, no? Hoy le decía a Carol, de Minerva y su mundo, que tenía la agradable sensación de que me leíais el pensamiento y ahora veo que es recíproco :) Un besazo gordo y disfruta de ese viaje al exterior y al interior.

      Eliminar
  11. Buff, Si son ejemplos como los del video mejor no dar ninguno ;-(

    No sé si será suficiente, Carol, pero es lo que hacemos nos guste o no. Nos captan y os imitan todo el tiempo y lo pillan TODO al vuelo.
    Para mí la clave está en seguir creciendo, en observarnos, en reconocer ese desamparo, en poner conciencia para ir trasmutando esos tics familiares y sociales. Así también damos ejemplo y permiso a nuestros hijos para llegar para superar las trabas que nosotras heredamos y las que sin duda les dejaremos.

    Me gusta mucho lo que dices de reconciliarnos con esa parte que nos duele y nos hace enrabietarnos como niños.
    Por cierto, no entiendo la parte de usar un "método externo para educar sin implicarme" ¿a que te refieres?

    Abrazos internos.

    pdta: hazme un hueco en el diván para seguir compartiendo chaladuras ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MaGiA, eso pienso yo también, que queramos o no somos su ejemplo más cercano asi que solo nos queda trabajar con nostr@s mism@s. Cuando decía lo del "método externo" me refería a cualquier cosa que no salga de mí.. cualquier consejo, cualquier método que venga de fuera.. no sé, la supernany por ponerte un ejemplo, que da normas clarísimas de que hacer con nuestros niños.. a eso me refería, fué la primera pregunta que me hice al descubrir que mi ejemplo no era el que quería dar.. ¿hay algo ahí fuera que me de lo que quiero dar? pues no.. lo que quiero dar solo está en mí. No se si te he aclarado o te he liado más :)

      Ya tienes huequito en el divan ;) Besos!

      Eliminar
    2. aaaahora! ja,ja,ja, debo ser tan egocéntrica que ni siquiera había caído en esa posibilidad.
      con las supernanis y demás consejer@s hacía yo un experimento social y l@s metía tod@s juntas en una habitación a pensar un ratito...
      Abrazos recostados

      Eliminar
  12. Carol, que preciosa reflexión. A ese niñ@ que tenemos de más, nuestr@ niñ@ intern@, hay que tratarle con el mismo Amor con el que tratamos a nuestros hijos, es tan importante... Cuando sale, se manifiesta, algo bien importante nos quiere decir, y hay que escucharle desde el corazón, sin juicios...Amarle y mimarle como lo hariamos con nuestros cachorritos, porque eso no solo nos beneficiará a nosotros, también nuestros peques se beneficiarán.
    Todos tenemos una mochila y para mi, una vez que tomas consciencia de ella ya estas sanando mucho... Siempre está ahí, y aunque salgan patrones ya lo haces con otra consciencia y eso los peques también lo notan. Nuestros hijos ven mucho más allá, nos sienten.
    Justo ayer escribí también sobre lo maravilloso que es crecer juntos...como Todo es Perfecto. Nuestras emociones vienen de muchisimas cosas, no solo de como fuimos educados, si no de como nacimos, como vivimos la escuela, del deseo de nuestros padres, memorias de la infancia, etc, etc... Y sanar todo eso, tiene su "trabajo", y que bueno y maravilloso es hacerlo al lado de nuestros Maestros!
    Como bien dices, "de cada emoción podemos aprender mucho de nosotros" y también podemos amarnos mucho más.
    Muchisimas gracias por esta reflexión. Me ha encantado leerte! Un beso de colores

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Paula, muchas gracias por tus palabras, me dan un empujoncito para seguir en este camino de autoconocimiento y autosanación que a veces se hace tan cuesta arriba. Hace tiempo que pienso que educar a nuestros hijos es "fácil", no tenemos que hacer nada extraordinario, solo tenemos que "ser", ser las personas que nos gustaría ver en ellos, salvando que ellos "son" ellos, claro. Si no quiero que mis niños griten, yo no grito, si intento que sean solidarios, cultivaré mi solidaridad, etc.. pero claro, se me escapaba que yo no puedo esconder lo que no quiero que ellos sean. Vaya lio, no?! jajajja Lo que es cierto es que este trabajo es mucho más motivador a su lado. ültimamente veo que tengo mucha más teoría que práctica.

      Un beso!

      Eliminar
  13. Me haces pensar en una frase que me chirría sobremanera y que creo que resume muy bien la esencia de lo que has expuesto: "haz lo que digo pero no lo que hago". Creo que para bien o para mal siempre se educa con el ejemplo de manera consciente pero también de manera inconsciente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien lo has expresado Derya, "para bien o para mal siempre se educa con el ejemplo de manera consciente pero también de manera inconsciente". De ahí mi preocupación. Quizá el problema no esté tanto en el "para bién o para mal" como en el hacerlo inconscientemente.. de momento no veo otro camino que hacerlo consciente.

      Gracias por este comentario tan lúcido. Un besote!

      Eliminar
  14. Me ha gustado mucho tu reflexión Carol, tuiteamos lindo el otro día sobre esto eh?... te pego en este comentario un trozo de un post que igual ya leíste...que resume esa pelea constante entre el niño y sus referentes y el padre o madre como tal...el final de "construyendo un Mapá" dice:

    "...Durante la excendencia del 2010, Candela se lanzó a hablar.
    En un giro inesperado el primer día que se refiero a mí, me dijo “Mapá”.

    Como aquellas contracciones que ayudaron a parirles, mis hijos me ayudaron a nacer como Padre. A día de hoy ambos parecen haber entendido que he nacido y ando en la pelea del crecimiento. Me llaman Papá o Papi y esta bien. Muy bien.

    Sin embargo resulta curioso. Como si supiera que parirse otra vez no es fácil, Candela sospecha que a veces el crecimiento se me hace difícil y duro. Desde una sabiduría que desconozco ella sabe que en ocasiones el niño que fui vuelve y su Papá aterrorizado huye.

    Y es en esos momentos, cuando ella me rescata regalándome un tierno “Mapá”.

    Y entonces regreso sereno, con la firme intención de seguir construyendo, para quedarme en sus vidas para siempre."

    Y No no es suficiente el ejemplo, sin embargo es necesario e imprescindible.
    Te debo mi post al respecto :)
    Abrazos mil a la tribu...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alejandro, que alegría y honor tenerte en mi casita, de verdad! He leído tu post, que no lo había hecho antes y me ha transmitido tanto, me ha abierto horizontes (como me gusta que pase eso). Puede ser que sean tan mágicos estos pequeños? maestros sabios.. No tenía esa impresión de ellos, les tenía más en la inocente ignorancia pero tus palabras me demuestran que estaba equivocada y me dan esperanzas en que mis sombras no les harán tanto daño como creía.

      Mil gracias por darme claridad! Besos!

      Eliminar
    2. Gracias a ti Carolina! y el honor es mío. Honestamente no sé si son sabios, o simplemente lo parecen, que para el caso es lo mismo.

      Respecto a tus sombras o las mías, te digo y me digo .-"Se quedarán con lo que más reciban"...y es simple y sensato. Si te abrazan 10 veces y te levantan la voz 1...llevas nueve abrazos de ventaja. Es un saldo positivo en la cuenta corriente emocional con tus hijos. Mirálo de este modo y como tu y yo y muchos sabemos como ingresar en la cuenta. Hagasmolo. Aunque de vez en cuando retiremos sin saberlo para saldar viejas cuentas.
      Besos
      Alejandro

      Eliminar
    3. Por cierto te acabo de regalar en exclusiva el final de mi post al respecto... :))

      Eliminar
    4. Wow gracias por la exclusiva Alejandro ;) y si, visto así, como saldo emocional es simple y sensato, como dices.. Gracias! Un beso!

      Eliminar
  15. No mujer, chaladuras ninguna. El niño interior es como un "virus" latente que aparece cuando bajan nuestras defensas racionales, o sea, cuando menos te lo esperas y cuando menos lo necesitas.

    Buenos consejos!!!

    Me lo he llevado al repaso semanal de blogs de Bebés y más:

    http://www.bebesymas.com/bebes-y-mas/blogs-de-papas-y-mamas-civ

    Un saludo!

    Armando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Armando, que sorpresa! hemos coincidido varias veces en el foro de CN aunque hace siglos que no paso por alli. Qué buena y divertida comparación haces del niño interior con un virus :D

      Muchas gracias por la visita y por mencionarme en el repaso semanal de blogs de Bebés y Más, no me pierdo uno! Besos!

      Eliminar
  16. Me gusta mucho todo lo que dices porque bien cierto es que los hijos van a imitar todo lo que nosotros hagamos.
    También es cierto que muchas veces reaccionamos de manera no reflexiva, espontánea, en base a lo que nosotros vimos en nuestras casas. ¿cuántas veces yo he reaccionado así y, luego, me he arrepentido?
    Ahora que mis hijos ya están abandonando la adolescencia, me doy cuenta de la multitud de "errores" de este estilo que he cometido. He reaccionado con mis hijos dejándome llevar por mis emociones: cansancio, enfado, exaltación, etc..
    Los padres de hoy, en presencia de la sociedad actual tan cambiante y poco predecible, tienen complicado realizar la tarea de educar a sus hijos bien porque, creo, que no tienen referentes a los que acogerse. La soledad y frustración en muchos padres está llevando a etiquetar hijos como TDA, hiperactivos, etc..Debemos aprender a entender el mundo del niño, distinto según la edad, a aceptar que están aprendiendo y que nunca actuaran como adultos!!
    Los recursos de Disciplina Positiva basados en la educación desde la firmeza y el amor son unas buenas herramientas para abrirnos los ojos e implementarlas para mejorar la relación y comunicación con nuestros hijos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Inma, qué importante todo lo que dices.. es cierto que los padres de hoy no tenemos referentes, quizá otros padres contemporaneos pero al final estamos todos improvisando como podemos, tengo esa sensación. La sociedad está un poco desconcertada con todo esto, no? y al final los niños puede que pasen de un extremo a otro varias veces en el mismo dia (de sus padres, al cole, a sus abuelos, etc) cada uno en un punto entre el autoritarismo y su contrario. Padres desorientados entre lo que quieren y no pueden y lo que no quieren pero les sale. Momento de cambio y de encontrarse.
      Estoy familiarizada con la Disciplina Positiva pero me quedaré husmeando por tu blog ;)

      Gracias por pasarte por aquí y participar. Un beso!

      Eliminar
  17. Para empezar: el vídeo es tremendo, te deja sin palabras y desde luego no causa indiferencia.
    Para continuar yo creo que los niños no son tontos. Ellos aprenden lo que ven, el cariño y el respeto que le transmiten sus padres y la educación que le damos o les pretendemos inculcar con palabras y actos. Pero al mismo tiempo creo que llegan a una cierta edad en donde empiezan a empatizar con papá y mamá, en donde saben que algo raro le pasa a mamá, en donde se dan cuenta que la persona que les cuida no tiene un buen día. Todos tenemos nuestros momentos de bajón o rabietas, como dices, porque la vida a veces es dura. Y sin quererlo lo podemos pagar con ellos con una mala palabra o un mal gesto pero creo que si sabemos reconocer ese error y asi se lo sabemos transmitir a nuestros hijos, ellos no lo tomarán en cuenta. Al final todo forma parte de la educación y el equivocarse y rectificar o pedir perdón también.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia, opino como tu.. espero y realmente confío en que mis hijos valorarán mi esfuerzo por educarles desde el amor y respeto a pesar de mis rabietas. Lo que pasa es que cuando me veo reflejada en ellos, pero ese reflejo que no quiero ver.. me doy cuenta de lo que se escapa sin querer y aun quieriendo guardarlo se ve! El perdón siempre, me devuelve algo de paz pero como digo en el post no quiero quedarme ahí, cayendo una y otra vez en la misma piedra.. y he caido en la cuenta de que igual no hay que esconder lo que no me gusta sino acogerlo.

      Gracias por tu aportación Silvia :) me he aclarado al leerte y responder. Un besote!

      Eliminar
  18. La reflexión es la mejor herramienta que tenemos madres y padres, pues nos hace madurar como personas y nos lleva a ser mejores padres.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran frase! Gracias por compartirla aquí :) Besos!

      Eliminar
  19. Hola, Carol, he llegado aquí tu casa y me he sentido plenamente identificada con tus reflexiones. Esos ojos de madre miran con una gran responsabilidad y creo que esta es la clave, hacernos responsables de nuestros actos asumiendo nuestras debilidades, fortalezas y sin miedo a mostrarlas con el firme propósito de aprender a manejarlas. No hay un curso para preparar a los padres/madres en esa función, así que sobre la marcha y si es necesario buscaremos ayuda y orientación. Si te apetece leer mi entrada, comprobarás que comparto tu visión.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mar, bienvenida a mi casita! Me alegro de que estemos en sintonía y gracias por las palabras que me dedicas. Es cierto que no hay curso.. esto se aprende sobre la marcha! Ahora voy a leerte. Besos!

      Eliminar
  20. Sin duda creo que estas reflexiones son indispensables y debemos criar a nuestros hijos con el ejemplo. A veces da miedo pensar que en momentos de debilidad se colarán esas formas de actuar con ellos que rechazamos pero que tenemos totalmente interiorizadas de nuestras propias vivencias como hijos. Pero también pienso que es importante que nuestros errores también les sirvan para aprender que nadie es perfecto, que los papás también pedimos perdón. Si cada padre que se ha equivocado con sus hijos actuase de forma humilde, generosa y con una disposición total para no repetir el mismo error, seguro que todo sería distinto.

    ResponderEliminar